27.3.09

¿Qué hacer sobre Antúnez y el Bloqueo Mediático?

Recibí esta noche el siguiente comentario a mi post de ayer: Continua Bloqueo de Noticias sobre Antunez y Disidentes Sitiados en Placetas, Cuba
"Muy interesante esta reflexiòn.Pero qué podemos hacer los cybernautas,teneis una idea? Gracias"
Antes que nada, muy buena pregunta, es una que todos los cubanos y medios de comunicación libres se deberían de estar haciendo respecto a lo que está ocurriendo en Placetas. Sin embargo, al parecer, pocos cubanos y cero periodistas se la hacen.

Mucho hablar. Mucho pensar. Mucho lamentar. Poca acción. Responderé con cierta espontaniedad con los primeros pensamientos que me han visitado en relación a su pregunta.

PRIMERO - Me recordé de cuando llegué al exilio en 1960. No sabía Inglés y por tanto ni tenía amigos. Me estaba 'comiendo un cable' y como cualquier niño quería jugar. Me encantaba ya el beisbol y mi madre sugirío que pusiera un letrero en la calle anunciando que se estaba abriendo todo una liga. Una locura pero a la hora aparecieron más de 20 niños de mi edad locos por jugar beisbol. Realmente no lo esperaba. Jugamos y mucho. A los 6 meses aprendí Inglés de ellos y hasta sin darme cuenta. Hoy, como algunos otros cubanos, también he puesto un letrero:
5 Cubanos Bajo Estado de Sitio en Placetas. ¿Cuanto Tiempo les Quedará de Vida?
Sin embargo, ¿que periódico conocido ha enviado a un periodista a Placetas? Cero. ¿Que esperarán?

Quizás no les creen pero tampoco han demostrado estár interesados en saber si es verdad. No me cabe duda que algunos saben lo que podría estar ocurriendo en Placetas.

El letrero en la calle para jugar beisbol tuvo un éxito incomparablemente mayor que un blog en Google. Claro esos eran niños inocentes.

SEGUNDO: Me recuerdo de una reunión en casa de una señora Cubana muy conocida al principio de los años 90. Estaba llena de intelectuales exiliados. Todos habalaban y yo escuchaba. Por fin la señora me preguntó algo así: "Tu que crees del problema de Cuba?"

Le respondí que creía que había que hablar menos y actuar más, y se insultó. Sin embargo, pronto llegamos a tener una buena amistad y hasta me invitaba a charlar en su cama de muerte. Quisiera pensar que reconoció algo de verdad en lo que le dije.

TERCERO: Obviamente tampoco creo que la repuesta es un blog en Google. Sin embargo, no hiere, y algo es algo, por ahora. Es decir, Usted pudo hacer una buena pregunta y yo le pude responder.

CUARTO: Es necesario organizarnos para actuar y entonces demostrar para exigir, adentro de Cuba y afuera. ¿No es obvio?

Aquí publiqué una simple propuesta la cual en el caso de Antúnez habría que modificar, para acelerar.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home