28.3.10

Encuentro con Cómplices de Tiranía Cubana en Perú

Hace 15-30 minutos aquí en Lima, me crucé inesperadamente con una caravana de unos 200 manifestantes que marchaban a favor de la tiranía de Castro, pidiendo la libertad nada menos que para sus cómplices presos en los EE.UU. Pensé, esto no se puede dejar pasar e immediatamente comenzé a gritarles: 'Viva Zapata´, 'Viva Cuba libre', 'Abajo la Tiranía Asesina de Castro', 'Cómplices Asesinos', 'Viva Zapata'!

De repente 1, entonces 2, y luego 3 de los cómplices de tiranía vinieron a intentar de amedrentarme, moviendo las manos de un lado a otro, pero nada, se peleaban con el aire, mientras continuaba gritándoles. La policía intervino pero realmente no fue necesario protejerme, pues ninguno me tocó. Solo tocaban aire. No es como en Cuba o como lo que hemos visto la semana pasada con las Damas en Blanco. Aquí las calles aún son libres y se permite la libertad de expresión. Perú pasó la prueba de fuego. Viva Perú libre!

¡Viva Zapata! ¡Viva Cuba libre!

Escrito aproximadamente a las 5 pm hoy.

ACTUALIZACIÓN - 10 PM

Lo interesante y cómico, si no fuese tan trágico, es que uno de los tres me advirtió: ¨Yo soy cubano¨. Me pregunto si pensaría que eso significaba que poseía algún derecho sobre mi, o que por ser cubano, lo que yo vociferaba lo consideraba un insulto para Cuba, donde solo puede existir una opinión, la cual casualmente, supongo que según él, no era la mía sino la del y la de su amo. ¿Como me atrevía a contradecirlos? ¿Quien me habría figurado?

En la emoción del momento, al pobre cubano Castrista posiblemente se le olvidó que no estaba en Cuba, sino en Perú, y que aquí no había ni policía política Castrista, ni autobuses a donde arrastrarme. Ni las calles eran de Fidel, como no lo son en Cuba.

Le aclaré que también era cubano, y continué vociferando mis protestas en voz alta. La policía se paró entre ellos y yo.

Entonces siguieron su camino, y yo continué vociferando mis protestas, sin seguirlos.

Pienso que la experiencia de ser contradecido por alguien que se oponía a su amo, y no poder hacer nada, era posiblemente algo radicalmente nuevo para ese cubano.

ORLANDO ZAPATA TAMAYO

Para los que no sepan aún, Orlando Zapata Tamayo fue un preso político cubano que murió el 23 de febrero del 2010 luego de supuestamente haber sido trasladado de la cárcel a un hospital, tras una huelga de hambre de más de 80 días. Su madre ha acusado al régimen Castrista de haberle quitado el agua al preso, y por tanto de asesinarlo. Ella no tuvo la suerte que tuve yo. Cuando protestó junto a las Damas en Blanco la arrastraron a un autobús como a las otras, y 2 días más tarde, en otra protesta, se alega que una mujer de la policía política le expresó ( audio) que se alegraba que hubiese muerto su hijo.

La Sra. Reina Zapata (a la extrema derecha), madre de Orlando Zapata Tamayo, 

fue arrastrada por protestar junto a las Damas en Blanco, la semana pasada en la Habana. 

Foto: Marti Noticias

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home